• facebook-ico
  • twitter-ico
  • googleplus-ico
  • linkedin-ico
  • youtube-ico
  • instagram-ico
  • pinterest-ico
699 39 07 21

DEDOS EN GARRA, MAZO O MARTILLO

image-967777-PORTADA_DEDO_GARRA_MAZO_MARTILLO.jpg

¡Hola!


Muchas veces nos habremos fijado por la calle en los pies de personas que tenemos cerca y nos hemos dado cuenta de que hay quién tiene los dedos con formas diferentes a lo habitual y nos habremos preguntado ¿por qué los tienen así?


Es una deformidad de los dedos menores del pie, que consiste en la flexión excesiva de las articulaciones de los dedos. La causa más frecuente es un desequilibrio muscular que conduce a la flexión del dedo del pie, se debe a modificaciones mecánicas del pie. Digamos que es la manera en que nuestro cuerpo se protege frente a una situación que no es habitual en la zona metatarsal. Las soluciones no quirúrgicas podrán proporcionarle alivio, pero no tratarán la causa de las deformaciones.


Los dedos en garra con frecuencia se agravan por el uso de zapatos que no se adapten a la forma del pie, por ejemplo, calzado que aplasta los dedos y no permite su movilidad. En determinados casos, usar zapatos con una talla inadecuada o demasiado estrechos pueden ser la causa responsable de la aparición de los dedos en garra.

Un dedo en garra puede desarrollarse si el dedo del pie es demasiado largo y queda flexionado en un zapato demasiado estrecho y que se use muy a menudo. A veces, el dedo en garra puede también deberse a un traumatismo, por ejemplo, un dedo que ha sufrido una fractura y en otros casos los dedos en garra son hereditarios.


Dependiendo de qué articulación sea la que está doblada, recibe un nombre distinto: 
- Dedo en mazo: Cuando la primera articulación es la que está doblada.
- Dedo en martillo: Cuando la articulación del medio es la que está doblada.
- Dedo en garra: Cuando la articulación de la base del dedo está doblada hacia arriba y la del medio hacia abajo.


image-967778-DEDO_MARTILLO.jpg

Por lo tanto, lo más importante a la hora de elegir un calzado es que sea lo suficientemente ancho y flexible para que ningún dedo se quede mal posicionado, que no oprima ninguna zona del pie y por supuesto, que sea de la medida que nuestro pie necesita para que podamos mover el pie  y los dedos libremente.


En Ortopedia y Movilidad Personal contamos con calzado terapeútico apropiado para dedos con estas características ya que su principal necesidad es que sean especialmente flexibles y el pie tenga espacio suficiente para poder moverlo sin que ninguna zona esté aprisionada. Algo importante que también nos aliviará es el uso de plantillas para descargar los metatarsos y así, ayudar a relajar esa tensión que los dedos sufren.
También tenemos a vuestra disposición fundas protectoras para aliviar la fricción, se adaptan a la medida del dedo y así conseguimos que el roce sea minoritario o también almohadillas de silicona para proteger los dedos.


image-967789-calzado_elastico.w640.jpg
Como siempre, estamos a su disposición si necesitan que les ayudemos a aliviar sus problemas con los pies, a encontrar el calzado más adecuado o para resolver cualquier duda que puedan tener.

¡Saludos!